domingo, 22 de octubre de 2017

RESEÑA: PARADISE ROCK, DE JORDI SIERRA I FABRA




SINOPSIS

Lonny vive en Barcelona, tiene diecinueve años y un sueño: convertirse en uno de los mejores músicos de la historia. A través de un anuncio, descubre la existencia en Inglaterra de un campamento para amantes de la música: Paradise Campus Rock. Los asistentes podrán disfrutar de cinco días de formación musical con grandes artistas. ¿Requisito? Pagar siete mil euros de inscripción. Lonny no tiene ese dinero, pero lo consigue de una forma no muy ética...
Puro rock and roll en una novela para los apasionados de la música.


OPINIÓN PERSONAL

¡Hola chicos! Este es el primer libro de Jordi Sierra i Fabra que reseño y la verdad, estoy encantada: es uno de los autores españoles que más han influido en mi "personalidad lectora", y es que ¿cuántos son los que nunca han leído nada de la obra literaria de este autor? Pues muy pocos, aunque uno no quisiera o no le gustara leer al parecer Jordi es uno de los autores favoritos para los profesores de secundaria porque la mayoría de nosotros tenemos en común descubrirlo a partir de una "lectura obligatoria".

Paradise Rock está basado en un campamento para fanáticos del rock. Allí todos los campistas conocerán a estrellas del rock que han sido todo un hito en la historia de la música y que ahora ejercerán como sus profesores. 

Lonny es un chico mitad español, mitad inglés, de 19 años que vive en Barcelona. Él es una enciclopedia del rock con patas. La madre de él ha trabajado con los artistas más importantes del mundo y el padre ha sido el técnico de sonido de éstos. Por ello Lonny siempre ha recibido una amplio conocimiento de la cultura rockera y ama todo lo relacionado con ella pero sobre todo la vieja escuela. 

Cuando recibe la noticia de la existencia del campamento Paradise Rock y que uno de los profesores de este año será su ídolo, Angus B. Warhouse, decide que hará lo que haga falta para ir. 

Cuando Lonny llega allí se siente completamente seducido y fascinado, como todos los demás campistas, ¿qué amante del rock no estaría extasiado al pasar tiempo cerca de sus ídolos y aprender de ellos?. Pero cuando llega el momento de conocer a su ídolo, Lonny y todos los de su grupo se decepcionan. Angus B. Warhouse no es la clase de persona que ellos esperaban: trata a sus alumnos como si fuesen algo que le provoca una inmensa molestia, no suele aparecer por las clases y si lo hace es tarde y bebido para volver a irse pasados 5 minutos. Pero Lonny y su grupo conseguirán llegar a un acuerdo con Angus que les hará los días menos tediosos.

Lonny comparte la clase de Angus con 7 amantes de la música, entre ellos se encuentra Sarah, una chica enigmática y desconfiada con un gran potencial que tiene como sueño formar un grupo sólo de chicas. Guarda muchos secretos que no pretende compartir con nadie de ese campamento pero Lonny y ella se volverán cercanos, no sólo por tener la misma edad sino también porque los dos quieren ser grandes estrellas del rock en el futuro.

Los días pasan y todo gira en torno a la música, el rock, las clases, el esfuerzo, las guitarra, pero no hay ningún episodio de amistad, de qué hacen cuando no están en clase, como se desarrollan las relaciones entre el grupo de Lonny...
Eso ha sido un punto negativo para el libro pues lo he echado en falta bastante. Es genial que nos muestre el avance musical de Lonny pero por lo demás es completamente impersonal. 

El personaje de Lonny me ha parecido en ocasiones contradictorio e incongruente y quizá un poco soso. También creo que el personaje de Angus B. Warhouse está poco desarrollado pues existe un cambio en su comportamiento a lo largo del libro tan radical que incluso me costó asimilarlo.

Quiero deciros que el  personaje de Angus B. Warhouse es una invención del autor, por lo que no intentéis buscar su música ni su aspecto, pues no encontraréis nada.

Lo que más me ha gustado del libro ha sido su estructura, y que haya sido algo así lo que me haya agradado creo que no es un punto a su favor: los capítulos tienen subcapítulos muy cortos por lo que puedes leer poco a poco sin que se te haga pesado.

En definitiva, para mí ésta no ha sido la mejor obra de Jordi Sierra i Fabra.



Puntuación: 2,8/5