lunes, 23 de octubre de 2017

RESEÑA: CORAZONES ENCADENADOS, DE MARÍA RAMÓN BOX




SINOPSIS

Kirian Mitman, agente de la policía de Baltimore, siempre fue alguien impredecible. Su vida ha sido un eterno embrollo de problemas y salidas bastante peligrosas, y no se iba a quedar atrás esta vez. Sintiendo como unas cadenas de acero le unen al pasado sin dejarle avanzar, Mitman se ve envuelto en un remolino de difíciles aventuras, pero no por ello menos excitantes, cuando emprende la misión de su vida. Allí se ve las caras con su peor enemigo y el narcotraficante más buscado del estado, Asher Rudd. Pero no solo se encuentra con él, sino que se topa con una pequeña chica de ojos pálidos que hace que su vida dé un giro de 180º. ¿Podrá superar Kirian todos los obstáculos o quedará encadenado al pasado como siempre lo ha estado?


OPINIÓN PERSONAL

(Puede haber pequeños spoiler sin los que no hubiera sido posible realizar la reseña con objetividad)
Kirian Mitman es un agente de policía que junto con su compañero y amigo de toda la vida, Charlie, dedican su vida a que se haga justicia. El libro comienza con un caso que ellos creían cerrado: Asher Rudd, el narcotraficante y asesino más peligroso al que habían visto morir quemado en un incendio en su casa hacía poco tiempo estaba vivo.
Kirian tiene grandes perjuicios hacia Rudd por lo que hará todo lo posible por capturarlo y dejar que se pudra en la cárcel que es donde debería estar.

Cuando han preparado todo el dispositivo policial y van en busca de Rudd, tropiezan con que él ya sabía que iban y no lo encuentran allí. A quien sí encuentra es a Megara Adams, una supuesta socia de Rudd que se dedica a repartir la droga de éste. 

Megara Adams termina siendo Alena Rudd, la hija de Asher Rudd, por lo que resulta totalmente incongruente que él la dejara allí a merced de la policía, hasta que se dan cuenta de que ella ha sido utilizada por él pues tiene algo que Rudd quiere y sólo la tenía para su propio interés. El problema ahora es que Alena corre peligro porque si están en lo cierto Rudd sólo quiere algo que ella tiene y después la matará.

Hasta aquí el libro despertó por completo mi sentido de la curiosidad y quería conocer más a fondo a los personajes y sus circunstancias, pero de repente todo empezó a formarse de incoherencias que sólo pueden pasar en los libros, pues está claro que en la realidad la mayoría de las cosas que ocurren a continuación son ilegales:

- Como Alena se encuentra en peligro Kirian decide que estará segura en su domicilio personal y se la lleva con él. 

- Al pasar tiempo juntos y conocerse mejor empiezan a tener sentimientos por el otro y terminan manteniendo una relación íntima, aparte de la relación policía - testigo protegido que ya tenían.

- Cuando Kirian cae en la cuenta de que en la comisaría existe alguien que trabaja para Rudd y que la vida de él y Alena está en peligro, decide desaparecer con ella sin permiso de nadie y se marchan a un montón de kilómetros de Baltimore.

No conozco muy bien las leyes, normas u obligaciones de la policía con respecto a eso, pero ¿no os suena como si todo fuera ilegal? Es decir, ¿cómo vas a meter a una ex-presunta sospechosa (ahora testigo protegido con una amenaza de asesinato) en tu domicilio particular? ¿Cómo vas a acostarte con ella en esa situación? y sobre todo ¿cómo vas a llevarte a la sospechosa a otro estado sin pedir permiso a ningún superior?, ¿eso no es secuestro?.

Y después de todas estas cosas también he de decir que tanto Kirian como Alena son las personas con más suerte de la historia de la humanidad. Todo les sale bien, en serio, todo. Cuando están a punto de matar a uno o a otro de repente aparece alguien en la ventana subido a un árbol que les salva la vida ¿cómo está esa persona ahí justo en ese preciso momento? nadie lo sabe, cuando Alena piensa que su "enfermedad", algo que le ocurrió hace varios años y que piensa que es para siempre, ¡sorpresa! se puede operar(una dificultad que le ocurrío hace bastante tiempo y que a ésas alturas no creo que fuera posible reparar el daño), cuando tienen que desaparecer Kirian tiene convenientemente una propiedad en otro estado alejada de la ciudad y perfecta para esconderse donde nadie los molestará (aunque alguien si consigue encontrarlos, no sé cómo, también es algo increíble), cuando tienen que volver de nuevo a Baltimore ya no están en peligro porque mágica y milagrosamente Asher Rudd justo en ese exacto momento ya no va a ser un problema. Todo es tan genial, ideal, con arcoiris y unicornios multicolores que para nada me ha gustado el libro, es decir, lo he terminado porque es un libro relativamente corto y me cuesta trabajo dejar los libros a medias, pero con este ganas no me han faltado.

En definitiva los personajes son difusos, la historia confusa y la autora decide el desarrollo de la historia "por arte de magia". 


Puntuación: 1,5/5