miércoles, 25 de octubre de 2017

RESEÑA: EL ESCARABAJO DE ORO. LOS CRÍMENES DE LA CALLE MORGUE, DE EDGAR ALLAN POE



SINOPSIS

Se ha dicho que Edgar Allan Poe (1809-1849) inventó la novela policíaca para no volverse loco. Aunque quizá no lo consiguió del todo, sí pudo, en cambio, crear obras maestras en las que el poder de la razón se adueña del relato. Una buena muestra de ello es El escarabajo de oro, en donde el hallazgo de un pergamino con un mensaje cifrado dará pie a la exhibición del ingenio de William Legrand, salpicada del humor de su inolvidable criado. Las falsas pistas que en este cuento logran confundirnos desaparecen por completo, sin embargo, Los crímenes de la calle Morgue, pues ahora el lector sabe tanto como el investigador Dupin. ¿Quién ha podido cometer unos crímenes tan horrendos? ¿Por qué lugar de la habitación cerrada en que los asesinatos se perpetran ha escapado el homicida? Solo la lógica aplastante de Dupin, atento al mínimo detalle, dará con la solución.



OPINIÓN PERSONAL


Nunca antes había leído nada de Edgar Allan Poe y no sé por qué así que decidí solucionarlo en colaboración con Vicens Vives, muchas gracias por el envío del ejemplar.

Este libro consta de dos de los muchos relatos de la obra de Edgar Allan Poe: El escarabajo de oro, y Los crímenes de la calle Morgue.

Empecemos por orden hablando de El escarabajo de oro; ésta es una historia de misterio en la que William Legrand y su amigo (el encargado de narrar la historia)junto con Júpiter, el sirviente de William, emprenden la búsqueda del tesoro. Pero ésta búsqueda no es ni medio normal y es que el narrador no sabe hacia dónde está acompañando a su colega y a Will le surgió la idea del tesoro por pura casualidad. La lógica que emana de los razonamientos de William es algo asombroso.

Los crímenes de la calle Morgue es uno de los relatos más importantes en la obra de Poe ya que ejerció como uno de los primeros referentes de la novela policíaca. Éste relato comienza con el asesinato de dos mujeres en un apartmento en la calle Morgue, en París. Existe un ensañamiento y una características en el asesinato que lo rodean de gran confusión y misterio. Nuestros personajes son Auguste Dupin y su colega (el narrador de la historia), que presencia en primera persona cómo Dupin va encajando todas las piezas del rompecabezas hasta descubrir al asesino y cuáles fueron sus pasos. 

Si tengo que elegir entre El escarabajo de oro y Los crímenes de la calle Morgue, debo quedarme con el segundo, pero no porque el primero fuera menos fascinante sino porque la intriga fue mayor.

Como en todos los libros de la editorial Vicens Vives, la historia viene acompañada de una introducción y de unas páginas al final de libro con actividades para reforzar la lectura. No sé si lo he dicho antes pero me encantan las introducciones de esta editorial, las disfruto tanto como el libro en sí y me ayudan a colocarme en sintonía con la época, el lugar, las características del género de la obra. También habla de la vida y obra del autor, en este caso Edgar Allan Poe, que fue un borrachín con la suerte en su contra.

Los relatos ocupan unas 99 páginas; y cada relato consta de unas 50 por lo que sin que te resulte tedioso puedes leer cada uno de un tirón. 




Puntuación: 3,5/5