domingo, 9 de julio de 2017

RESEÑA: PERSIGUIENDO A SILVIA (SILVIA #1) DE ELISABET BENAVENT




Sinopsis

Silvia trabaja en una importante multinacional y está perdida.

Silvia necesita encontrar a alguien para olvidar a Álvaro. 

Álvaro es su jefe y acaba de romperle el corazón.

Bea, su mejor amiga, le propone un viaje… Y allí Silvia se encuentra con Gabriel…

Gabriel es una estrella de rock y también tiene problemas. 

Silvia y Gabriel conectan desde el principio.Y pronto descubrirán que ese encuentro cambiará sus vidas. 

Opinión Personal

Persiguiendo a Silvia es una bilogía de Elisabet Benavent, una autora de novelas románticas que nunca pasan inadvertidas, como la saga Valería, que es muy aclamada y que me muero de ganas por leer. He leído este libro disfrutando cada página, por ser tan especial y auténtico. Sientes como si todos los personajes fueran personas cercanas a tí, como si Silvia fuera tu vecina del 2ºB, Álvaro fuera el jefe guapo de tu mejor amiga y Gabriel el famoso cantante que sale en la TV y revistas del corazón.

Silvia, la protagonista de esta tremenda historia de "amour fou"(amor loco), es una mujer de esas de las que se te graban en la retina y ya no hay vuelta atrás. Pues eso mismo me pasó a mí: me encontré con ella, Silvia, el personaje más divertido y descarado de los que he leído hasta la fecha. Es una mujer atrevida, divertida e increíblemente enérgica. Silvia ha pasado hace pocos meses por una ruptura con Álvaro, su ex y sí, también su jefe y la persona de la que está locamente enamorada. 

Los capítulos se intercalan en sucesos entre el pasado y el presente, por lo que en el pasado cuenta cómo entró hace ya dos años a trabajar en la multinacional en la que conoció a Álvaro y cómo Silvia se encapricha de él y hace todo lo posible porque él se fije en ella hasta que terminan por tener una relación que deciden mantener en privado por las represalias que pudieran surgir en su trabajo, ya sabéis, por eso de ser jefe-empleada. Se van mostrando los altibajos de la relación a lo largo de los dos años en que están juntos hasta que se separan por todas sus diferencias (en las que normalmente Álvaro menospreciaba a Silvia) y eso destroza a Silvia.

Es ahí donde entran los capítulos en el presente, en el que cuenta cómo Silvia intenta día a día avanzar y dejar atrás la ruptura con Álvaro. Por eso y por la tensión que aún existe entre ellos decide irse con su amiga Bea -una profesora de primaria a la que le encanta la fiesta- a pasar unos días de vacaciones en la playa y así no tener que verle a diario en el trabajo.

Lo que ella no imaginaba era que ese fín de semana fuese a dar un cambio explosivo a su vida conociendo a Gabriel Herrera, alto, guapo, con el pelo negro y ojos color avellana, un cantante de rock reconocido en todo el mundo que hará que el mundo de Silvia (y el suyo propio) comience a girar de nuevo. 


Silvia y el se conocen una noche en la playa por simple casualidad, y a partir de ahí comienzan una relación de amistad fuera de las pautas, pero siendo uno lo que el otro necesita y ha encontrado sin buscarlo.

Ésta historia es tan divertida que nunca quieres que termine, hay ocasiones en la que veneré a Silvia por su buena estrella para meterse en todo tipo de apuros y situaciones graciosas. Ella es una chica risueña, que cree en el amor y lo persigue con todo su afán y a la que le ENCANTA el drama.  Álvaro aun siendo su ex cobra mucha importancia en este libro porque Silvia aún sigue queriéndolo tanto que duele, a pesar de su carácter frío y árido.

En resumen, no está bien perseguir un amor que quiere quitarte tu esencia, exprimírtela y convertirte en un limón agrio, porque eso no es amor. Y por otra parte la amistad tan pura y tierna que existe entre Gabriel y Silvia en la que pueden ser ellos mismos sin filtros despierta algo en ellos tan real e intenso que no pueden dejarlo a un lado aunque todo es demasiado complicado porque Silvia aún quiere a Álvaro y, aunque no fuera así, Gabriel no cree en el amor, ni en los sentimientos, ni en la pareja, pero se sienten tan bien cuando pasan tiempo juntos...



Puntuación: 4/5